viernes, 26 de noviembre de 2010

Enfermedad común: Guardería

Todo el mundo te avisa: el primer año de guardería se tiran todo el año malitos!!!
Pues sí, por mucha exageración que parezca, por mucho que suene a leyenda urbana ... TODO EL AÑO MALITOS.
Mocos, toses, flemas, gastroenteritis, etc, etc.
Pero lo que nadie te advierte es que todas esas maravillosas cosas que tu hijo coge en la guarde... ¡Te las contagia luego a ti!
Así que esas tenemos, tanto mi marido como yo, llevamos dos meses de toses, mocos, dolores de cabeza, de garganta... ya hemos tenido otitis, faringitis, gastroenteritis... no sé cuantos itis nos quedarán por coger este año. Nunca en mi vida había ido tantas veces al medico.
Eire aparece un día con tos, le dan unas décimas de fiebre, apiretal al canto... por la tarde tu empiezas con dolor de cabeza... ya te digo, ya estoy contagiada. Al día siguiente te levantas afónica... bueno, tomaré algo para la garganta. A los tres días estamos los tres con fiebre metidos en la cama, que por lo menos nos hacemos compañía.
Y yo me pregunto, igual que cuando planeas viajar a la selva tropical, el medico te recomienda vacunarte contra la malaria, el tifus... ¿por qué narices no te recomiendan una vacuna anti guarde? No creo que sea tan dificil, ¿no? Oiga usted, doctor, mi hija empieza la guardería mañana. Ah, pues no se preocupe, acérquense a la unidad de vacunación que le van a poner una especial anti mocos, tos, otitis, flemas... en fín, un completo.
Pues no, voy al medico con tos, afonía, dolor de cabeza, de oidos... y mientras mi doctora me osculta le comento que mi hija está en su primer año de guardería y ella se parte de risa y me dice que me prepare, que menudo año me espera!!!
Supongo que sobreviviremos a esto también, y como dicen los abuelos, esto nos hará más fuertes.

Fin de la adaptación

Me he dado cuenta que de relaté lo mal que le estaba resultando a Eire la adaptación, pero que no he contado nada del resultado!!
Nada más venir de vacaciones en octubre, muertos de miedo, volvimos a dejarla en la guarde, y el primer día... ni lloró ni nada!! Se quedó tan conforme, sentadita en su silla.
Fue asombroso para nosotros por que... antes de irnos de vacaciones era una pesadilla dejarla en la guardería, y llevaba quince días sin ir... estábamos convencidos de que la vuelta iba a ser terrorífica... pero no.
Así que desde aquel día, hace ya casi dos meses, está encantada en su guarde, con sus educadoras, los otros niños, las actividades... todos los días entra tan feliz, diciendo buenos días a diestro y siniestro, y me dice adiós con la manita en cuanto la dejo en el suelo.
Ya casi ni nos acordamos de aquellos quince días de terror!!!

martes, 9 de noviembre de 2010

Vacaciones en familia (des-conexión total)

Aunque nosotros somos de aprovechar las vacaciones para viajar y recorrer lo máximo posible, este año necesitábamos un descanso. Por una parte, estábamos agotados con tanto trabajo, la casa, la niña y su terrorífica adaptación a la guardería... y por otra, ya habíamos hecho un circuito en coche por gran parte de Escocia en junio, así que por esta vez, decidimos tomarnos las vacaciones para descansar.
Cogimos una oferta para el hotel Best Oasis Tropical Mojacar, de 4 estrellas, en primera linea de playa, por 180 € por persona en pensión completa. Y aunque estuvimos a punto de cambiarlo en el último momento por que vimos algunas críticas muy malas en internet, menos mal que al final no lo hicimos. El hotel está fenomenal: habitación grande, limpia y con terraza, dos piscinas, una enorme al descubierto y otra cubierta y climatizada, el buffet bastante bien, buen servicio, personal amable... en fin, que era justo lo que queríamos. Debemos reconocer que la mayoría de críticas estaban referidas a la masificación del mes de agosto (colas en el buffet, habitaciones sin limpiar, falta de espacio en la piscina, etc), y como nosotros fuimos en septiembre, no tuvimos ningún problema.
Así que dedicamos la semana entera a recuperar horas de sueño, jugar con Eire, leer en las hamacas, bañarnos en la piscina y en la playa, jugar con la arena, comer en exceso y beber mojitos. En fín, en mi tierra a eso se le llama llevar la vida del cerdo... con todo el respeto por los cerdos, claro.
Además, nos sorprendió encontrarnos el hotel lleno de familias con niños, con el curso escolar ya empezado, a finales de septiembre, pero fue genial por que Eire siempre tenía algún niño cerca con quien jugar, y además, el hotel tenía animación infantil. En general, hicimos buenas amistades con gente majísima y disfrutamos al máximo estos días de relax. Y encima con un tiempo estupendo, ¿qué más se puede pedir?
Con todo el dolor de nuestro corazón dejamos este hotel para desplazarnos a Cadiz, a la playa de la Barrosa en Chiclana, donde teníamos reservado el apartahotel Novo Sancti Petri (http://aptnovosanctipetri.com/), 300 € una semana. El camino fué largo, por que parece que no, pero entre Almería y Cadiz, tardamos así como seis horitas de nada. Pero mereció la pena, el apartamento estaba genial, pequeño pero muy nuevo y muy completo, con una gran terraza, piscina, muy buen servicio y a 50 metros de la playa de la Barrosa. Aunque no teníamos el desayuno incluido, por 2 € nos tomábamos todos los días dos tostadas enormes con aceite y jamón y un café con leche. Como nos encanta Cadiz, antes íbamos todos los años, pero por circunstancias llevábamos dos años sin ir. Así que teníamos un montón de planes para cada día: visitar a nuestros amigos de San Fernando, pasear por el centro de Cadiz, bañarnos en Caños de Meca, en las calas de Roche, en la Barrosa... y por supuesto a comer en nuestros restaurantes favoritos, el arroz con marisco del Timón de Roche (http://www.timonderoche.com), la cocina creativa del Balandro (http://www.restaurantebalandro.com), las pescadito frito de El Manguita ( http://www.manguita.es/esp_manguita.php)...
En fín, que aunque han sido unas vacaciones muy distintas a lo que acostumbramos, han sido geniales, y nos han venido de maravilla para desconectar, descansar y disfrutar en familia.
Seguramente no serán las últimas así.